La vegetación característica de las zonas desérticas posee condiciones especiales para soportar grandes periodos de sequías y con constante escasez de agua. Por ello, muchos de los arbustos típicos de este tipo de biomas desarrollan hojas pequeñas y recubiertas por sustancias impermeables que minimizan al máximo la pérdida del vital elemento. Además, existen algunas plantas con hojas y tallos de gran tamaño, que sirven de depósitos para almacenar la mayor cantidad de agua que sea posible en las épocas de mayor aridez. También, el color verdoso ayuda a evitar el sobrecalentamiento superficial.

Muchas de las especies vegetales sincronizan sus ciclos de vida con los periodos de lluvia y solo crecen cuando hay suficiente humedad. Cuando precipita sobre la árida superficie, las semillas germinan, las plantas se desarrollan e, incluso, algunas presentan vistosas flores.

Las raíces de arbustos y cactáceas también poseen modificaciones sorprendentes. Estas pueden variar entre algunas de ubicación superficial, que aprovechan la escasa humedad para sobrevivir, y tras que crecen profundamente, en busca de las capas subterráneas de agua.

En zonas desérticas en las que la salinidad es bastante alta, algunos arbustos y cactáceas han desarrollado glándulas excretoras de sal, beneficiando su supervivencia.



Adaptaciones de la flora al medio


Sorprendentemente existen muchas especies de plantas capaces de sobrevivir en el desierto. La mayoría de ellas son suculentas, lo que quiere decir que pueden almacenar agua.

Otras, poseen semillas las cuales yacen inactivas hasta que el agua de lluvialas despierta. A pesar de todo, estas plantas encuentran el modo de obtener agua y protejerse del calor.
La planta más famosa del desierto es el cactus. Existen diferentes especies de cactus. El cactus saguaro es el de tallo largo, y semeja a un farol. El saguaro puede llegar a medir hasta 40 pies de altura. Puede almacenar hasta cientos de galones de agua en su suave tejido. Al igual que todos los cactus, en su parte externa, el saguaro posee un capa gruesa y cerosa que le proteje del Sol.

Otras plantas suculentas son: la rosa del desierto y la roca viviente. Esta extraña planta parece una roca de espinas. Su disfraz la protege de sus predadores. La welwitschia es una planta muy rara a la vista. Posee dos hojas muy largas y una raíz muy grande. Esta planta es, de hecho, una especie de árbol que puede vivir miles de años.

Hay muchos otros tipos de plantas que viven en el desierto. Y aún en las condiciones más inhóspitas, estas plantas se las arreglan para sobrevivir.



Flora del desierto

Los cactus.


Los cactus contienen agua por dentro con los que alimentan a la mayoria de los seres vivos.

Los cactus forman una familia de unos 100 géneros y unas 1 500 especies. Se encuentran principalmente en las regiones desérticas de América Central, sur de Estados Unidos y Sudamérica. Sus principales características son:
  • Son plantas suculentas y perennes. Pueden presentar tres morfologías: tallo globoso, tallo alargado y tallo columnar.
  • En el tallo almacenan agua y en la parte externa del tallo, que es de color verde, se realiza la función asimiladora.
  • No tienen hojas, pero sí espinas y pelos.
  • Las flores son hermafroditas, grandes y llamativas. Se polinizan por colibríes, murciélagos y abejorros.
  • El fruto es una baya que suele tener espinas.

cactus.jpg













Las palmeras en el Nilo


A lo largo del valle y en el delta del Nilo, la vegetación es muy abundante. Los árboles más importantes son, entre otros, la palmera datilera, el sicomoro y el algarrobo.

external image Palmera%20en%20Desierto_800.jpg